AETERNUS   “Ascension of Terror”   Hammerheart

 

Este ya es su cuarto álbum completo y el último en el que Morrigan se hace cargo del bajo, ya que aunque no aparezca su fotografía en el libreto, sí que aparece su nombre en los créditos y sabemos que ella dejó la banda después de la grabación del Cd.

El aspecto distintivo de Aeternus es la atmósfera folk y las magníficas voces limpias de Ares en los pasajes más épicos. Pero esto ya no es tan omnipresente en este nuevo trabajo y, aún más, tampoco hay tantos elementos de Black Metal en este Cd, sino que se han centrado más en hacer un álbum de Black Death, poniendo énfasis en los elementos Death. Por supuesto que es un buen álbum, pero se echa un poco en falta ese característico sonido Black épico noruego en detrimento de esas partes de Death tan sobadas que hoy en día tantas bandas incorporan a su sonido. Quizás ya se veía venir, en la velocidad que adquirían los temas en sus actuaciones en directo, que se dirigían cada vez más hacia el Death Metal. Y no nos equivoquemos, este álbum mola mucho, pero es una pena perder ese sonido tan personal que tiene esta banda y que en este Cd tan sólo se mantiene casi intacto en una única canción, “Denial of Salvation”. De todos modos no se han vuelto una banda técnica ni fría, pues conservan cierto sentimiento en las guitarras y las partes a medio tiempo. 5

 

Aleydis

BARCODE   ”Hardcore”   Die Hard Music 

Poco más de treinta minutos de tralla sin parar repartidos en 16 temas, ya vemos que Barcode no pierden el tiempo y van directos al grano, y esto lo vemos tanto en su música, como en sus letras agresivas y sencillas o también en el título de este disco, “Hardcore”, sí, esto es lo que es, Hardcore puro y duro, si bien en algunos momentos puede recordar al Thrash de The Haunted. Aunque no soy un gran fan de esta escena en general, y algo menos de los coros formados por mil tíos gritando con mala leche,  pero reconozco que lo que me ha gustado de este disco es precisamente esta caña y mala leche que tiene. No recomiendo que se pongan a escuchar este disco con mucho detenimiento, más bien sirve cuando se quiere botar un buen rato y soltar todo el estrés acumulado imitando las voces gritonas de los coros. Y acabarás bastante rápido, ya que los 16 temas pasan volando, no te das cuenta cuando empieza uno y acaba el otro. Este tercer disco de Barcode no es precisamente algo novedoso, tampoco un prodigio de técnica, aunque todo está bien tocado, y los componentes del grupo, a juzgar por sus fotos y su “código del bar” creo que serán de las últimas personas borrachas que querrás encontrarte en un bar, pero supongo que será un buen disco para los aficionados al Hardcore e incluso para aquellos que les guste el Thrash más moderno tanto en la línea de Pantera como en la de los anteriormente citados The Haunted . 4 

Oriol

BLACK LEAGUE, THE   “UTOPIA A.D.”   Spinefarm Records 

Cuando me dieron este Cd para comentar miré la portada y pensé: “ah, que bonito, pero vete a saber que es esto.” Después me di cuenta de que se trataba del segundo disco de larga duración de la nueva banda del ex-vocalista de Sentenced, T. Jarva, ¿y que es? Pues vamos a decir que estamos ante una muy buena banda de Death/Stoner-Rock. El primer tema que abre el Cd es una pieza instrumental progresiva; se van añadiendo poco a poco los instrumentos y va subiendo de intensidad, un comienzo muy prometedor que acaba con la frase “? Estás preparado para la verdad?” y es entonces cuando entramos de lleno en el segundo tema y ya podemos disfrutar de lleno con la verdad de estos metaleros de alma rockera. Tengo que decir “chapeau” a los guitarristas del grupo, y es que el disco esta lleno de riffs poderosos, y algunas sutilezas y detalles que hacen realmente interesante y agradable la escucha de este disco, también encontramos solos que cuadran a la perfección con todo el sentimiento que desprenden los temas. La voz de Jarva, no es que sea precisamente limpia, más bien recuerda al típico cantante que fuma desde los 12 años como un carretero, como Louis Armstrong o Joe Cocker, pero a pesar de esto las melodías de la voz están bastante logradas e incluso pueden ser pegadizas, a destacar el tema “To Suffer & To Smile”, en este caso se trata de una de las baladas del disco y ya desde la primera escucha no se puede dejar de cantar el estribillo. Pero las cualidades no se quedan en la sección melódica del grupo, la sección rítmica es más que notable, especialmente el bajo, que muchas veces me recuerda a Black Sabbath, y esto también sirve para describir los bongos que aparecen en algunos momentos y que dan ese toque especial a las canciones. Muy recomendable para todo amante del Stoner Rock, el Death-Rock, o aquellos a los que les gusten las bandas con nervio. 4’5  

Oriol

BLOOD   “0,08 ATM.”   Dynamo Records 

Rammstein siempre me han gustado, pero también me ha parecido siempre que sus temas son excesivamente parecidos, aunque al menos se puede decir a su favor que es su propio estilo. Pero parece ser que para estos alicantinos de nombre Blood, la música de los germanos va más allá de la influencia, convirtiéndolo casi en religión. Desde riffs, a líneas de bajo, pasando por letras monosilábicas e incluso teclados de tipo discotequero, todo se parece excesivamente, aunque sin llegar a la monumentalidad de los citados, y no solo se parecen a estos sino a ellos mismos en cada tema, se repiten una y otra vez las mismas fórmulas,¿lo mismo de lo que pecan Rammstein? “0,08 ATM.” es el segundo disco de Blood, y según dicen representa un cambio de estilo respecto a su debut. El sonido del disco no es malo, aunque tampoco es genial; no se puede decir que sean malos músicos, aunque los requisitos para hacer lo q hacen no sean demasiado altos. Otro aspecto que no me ha gustado son los títulos de los temas, ya se que su importancia es relativamente poca, pero cuando veo títulos como “Picaplaytos”, “Oce-Ano” y parecidos me tomo menos en serio un grupo,¿quizá es esto lo que buscan? En conclusión diré que Blood no son una mala banda, pero tanto parecido con Rammstein creo que les puede perjudicar más que ayudar, y lo que deberían hacer en próximos trabajos es encontrar un sonido más personal. 3 

Oriol

 

 

BLOOD DUSTER   “Cunt”   Relapse Records 

Excelente nuevo trabajo de la factoría de Relapse (ya sabemos que si hay algo bueno de Brutal Death o Grind lo sacará Relapse), y otra vez nos lo demuestran sacando este trabajo a los Australianos Blood Duster que tras tres años sin sacar nada nuevo vuelven a la carga con “Cunt” un disco realmente bueno de Grind con algunos momentos intercalados de Stoner Rock que nos podemos encontrar por ejemplo la segunda mitad del tema quince. A parte de los temas en si mismos que verdaderamente merecen la pena, en este disco Blood Duster hacen gala de su buen humor con las intros que ultilizan para algunos de los 19 temas que integran este Cd. Se trata de breves conversaciones de diferentes tipos, podemos oír a un señor mayor pidiéndole a un chaval que le enseñe la poya con un tema de Tom Jones sonando de fondo, o la voz sensual de una mujer diciéndole a un tío que puede corrrerse sobre sus pechos y su estómago o un tío diciéndole a otro que quiere hacer el amor con él..., todos estos pequeños fragmentos de conversación son los que forman partes de los temas a modo de breves intros de algunos temas. Si comparamos la mayoría de productos de Brutal Death y Grind que van saliendo por ahí Blood Duster está sin lugar a dudas muy por encima de la mediocridad de algunas de las bandas que practican este tipo de música, por algo han taloneado a bandas como Morbid Angel, Carcass o Napalm Death. Tanto si te gusta el Metal en su vertiente más extrema como lo es el Grind o no Blood Duster es una banda realmente recomendable para todo buen aficionado al Metal.  No es nada especialmente original, pero tiene gancho, tiene ese algo indescriptible que hace que una banda resulte interesante. 5

Olga Fuentes

CRUACHAN   "Folk-lore"   Hammerheart  

Está visto que el tiempo suele ser un importante factor de cara a sentar las bases de un buen disco. Poco hace ya, ni un año, desde sus anteriores trabajos a través de Hammerheart, y los irlandeses Cruachan ya se atreven a grabar un nuevo álbum. Se nota  muchísimo ese afán en lanzar álbumes al mercado de modo rápido y constante aunque tristemente no necesariamente con todo el acierto esperado. En anteriores números es posible que recordéis la anterior reseña del "Ride On", su "exitoso" single de un clásico tema de Jimmy McCarthy, donde se enunciaba las virtudes y defectos de esta banda. La idea de catalogar a Cruachan como la  perfecta combinación de metal y música tradicional irlandesa es bastante acertada en el apartado teórico pero fallida a la práctica. La combinación de una flauta y una guitarra eléctrica realizando melodías ultraprevisibles (para bien y para mal) y de sobras superadas en sus anteriores trabajos es algo que decepciona de este álbum. El disco se abre con "Bloody Sunday", tema aburridísimo y pre-cocinado, y donde cualquier oyente podrá darse cuenta del pésimo gusto que Cruachan emplea a la hora de engranar su música. Para colmo, hay un tema que lleva por título el nombre de la fallecida abuela de los hermanos Fay (guitarrista/cantante y flautista), y que la canta Karen, su cantante de modo harto superficial y algo contradictorio a la idea tan “personal”. El corte "Spancing Hill", tradicional, como mucha de la temática, viene cantado por Shane Mac Gowan ( miembro de los “míticos”the Pogues), donde despliega hábilmente su hipnótico poder de seducción alcohólica ya que da la impresión que el tipo se haya bebido una botella de whiskey solito. Tras su relativamente gracioso pero aceptable "The Middle Kingdom" y el single "Ride on", que por cierto está incluido en este álbum, Cruachan no tiene mucho que ofrecer en ningún aspecto a la música folk-metal con este algo insulso nuevo álbum. Skyclad, Storm, Otyg y este tipo de bandas logran convencer musicalmente y son infinitamente superiores al estilo Cruachán en muchos aspectos. Espero que la banda se pare a refinar su música y no se conforme con ser una de las pocas bandas que pueden practicar este estilo con un mínimo de credibilidad.3 

Christopher B.W.

 

FUNEBRIS   “Triumph of the Everlasting Fire”   Last Episode 

Parece ser que esta banda de Bavaria tan sólo tenía anteriormente dos demos y un Ep. Este debut Cd consta de nueve temas de Black Metal nórdico crudo, rudo y sin concesiones, que seguro que hará disfrutar a cualquiera que aprecie el Black Metal más agresivo, rápido y brutal. Para dar alguna referencia quizás nombraría a los más brutales Immortal y a Marduk, aunque no quiero decir que Funebris suenen igual que estas bandas sino que tienen el mismo nivel de brutalidad y comparten elementos como las guitarras (en unas ocasiones más parecidas a Marduk y otras a Immortal) y la batería a gran velocidad. Quizás haya quién añadiría que tienen toques Death, pero yo preferiría decir que es Black Metal agresivo.

El problema que veo a este Cd es la excesiva linealidad de las guitarras en algunos temas (algo bastante común en el Black Metal, por otro lado) que junto a la rapidez de la batería, llega a hacer indistinguible un tema de otro y por tanto hace la escucha algo aburrida. De todos modos también hay temas que no siguen esa fórmula, e incluso temas con partes a medio tiempo o, como el tema que da título al álbum, totalmente a medio tiempo y acabando con el crepitar dela madera (de una iglesia nórdica, se entiende) al arder. 4’5

Aleydis

HOUWITSER   “Rage Inside the Womb”   Osmose 

Nuevo álbum de estos otros adalides del Death Metal más extremo y feroz, muy en la línea de las grandes bandas estadounidenses del género. Se les aprecian cierta influencia de Cannibal Corpse en cuanto a riffing y composición y de Sinister en cuanto a sonoridad y producción. Poco se puede decir de ellos. Suenan tremendamente potentes, introducen algunos elementos incluso de la “old school” en su música y la temática gira en torno a esas cosas “desagradables” tan del gusto del género. La producción es notablemente buena y el sonido es claro y limpio. Un buen disco de Death Metal brutal y extremo. 4 

Julkarn

 

 

MONSTROSITY   “Enslaving the Masses”  

Conocidos recientemente como la banda de la cual surgió el actual vocalista de Cannibal Corpse, George “Corpsegrinder” Fischer, Monstrosity es un grupo de Death Metal en el mas puro estilo americano, aunque nunca llegaran a alcanzar el nivel de fama de gente como Deicide, Morbid Angel o Incantation. Lo que se nos ofrece con “Enslaving the Masses” (aparte de una de las portadas mas antiestéticas y desafortunadas que he visto últimamente) es un pedacito considerable de la historia del grupo.

El primer Cd “Crave the Blood” contiene todas las demos en formato remasterizado, incluyendo la mítica “Horror Infinity” de 1990, y este primer Cd es realmente el mayor aliciente para los admiradores de la banda, de cara a su posible adquisición de este doble compacto. Por otro lado, en “Stages of Decay” tenemos 12 temas grabados en directo en Memphis y en Tampa, y con un sonido mas que aceptable, aunque a mi no me aporte gran cosa, no siendo ‘fan’ de los álbumes en directo por regla general. No obstante, la posibilidad de escuchar las demos antiguas remasterizadas (y sin el molesto ruido de fondo de una grabación en cinta virgen de cuarta generación), hace de este CD un articulo muy recomendable para ‘fans’ de la banda, de “Corpsegrinder”, y para curiosos en general. 4 

Ilia Rodriguez    

NECRODEATH   “Black as Pitch”   Scarlet 

Diría un taco, pero no lo haré, aunque este Cd lo merece. ¡Vaya pedazo de disco! Si ya con “Mater of All Evil”, lo q constituyó el retorno de una de las bandas más legendarias del underground europeo más clásico, nos demostraron su capacidad para llegar bastante más allá de lo que el 90% de las bandas actuales quisieran, con este “Black as Pitch” dejan claro que, a pesar de los años y todo lo demás, Necrodeath es una de las bandas más poderosas que hay actualmente. Un fiero ataque de Thrash/Black Metal arrollador y violento, feroz como pocas veces se ha visto. Una producción impecable y una agresividad que, personalmente, no encontraba desde hace años en un Cd. Sin faltar a nadie, creo que pocas bandas en la actualidad saldrían bien paradas de un enfrentamiento cara a cara con estos italianos. Si les interesa la contundencia y agresividad del viejo Thrash Metal y la violencia y fiereza del Black Metal más puro, estos Necrodeath sin duda les resultarán un gran hallazgo. Además, estarán rindiendo homenaje a 17 años de carrera y a toda una herencia musical de los “viejos tiempos”. 5,5 

Julkarn

 

 

NECROFROST

“Bloodstorms Voktes Over Hytrunghas Dunkle Necrotroner”

No Colours 

En este segundo Cd, los alemanes Necrofrost nos transmiten su misantropía y nostalgia durante tres cuartos de hora y a lo largo de los nueve temas que componen el Cd. Se trata de Grim Black Metal con los elementos más característicos de este subgénero; predominio de los medios tiempos con sonoridades graves y aplastantes y voces chillonas cercanas a lamentos como las que solía hacer Burzum o incluso me recuerdan a las de Bethlehem en sus momentos más depresivos y desesperados. Pero las reminiscencias no se quedan ahí, de modo que algunos temas recuerdan más a Darkthrone y Judas Iscariot. Por ejemplo, un tema muy en la onda de Darkthrone es “Thulcandra”. Pero el corte que le sigue, el séptimo, es... ¡aarrggh!

Lástima que la producción sea bastante deplorable, algo que en algunos momentos queda acorde con la música y le da un sonido de Lp grabado en los primeros años del Black Metal, pero que en otros momentos incluso se hace molesto al oído, sobretodo si lo escuchas con auriculares. Aunque esto no tiene por qué ser un impedimento para que poco a poco te vayas introduciendo en el disco, y será raro si no acabas con la cara pintada y los ropajes desgarrados incluso antes de acabar el Cd. 4,5 

Thuringwethil

SALTUS    “Slavonic Pride”   Breath of Night 

Lo primero que viene a la mente al encontrarse ante un grupo polaco pregonando su orgullo de ser eslavos, es que probablemente su estilo rondará lo que hacían Behemoth en su época más pagana, o también Graveland, que también se proclaman banda de Black pagano bajo la bandera del orgullo eslavo y del odio hacia las religiones no paganas. Existen similitudes con ambas bandas, aunque más con Graveland, en el sonido de las guitarras, uso de voces normales, predominio de los medios tiempos y pasajes atmosféricos de teclados. También introducen partes rápidas, pero no creo que sea su punto fuerte porque no llegan a transmitir sentimiento y fuerza a su música sino que más bien la contienen. Tal vez sea un problema de producción, que es bastante pobre. De hecho algunos elementos que supuestamente deberían dar ese toque de Metal pagano a su música junto a algunos arreglos deberían estar más trabajados, porque son demasiado simples y básicos y no acaban de ser convincentes. También las letras deberían pulirlas un poco porque algún tema resulta algo repetitivo. En este sentido, si mejoran estos aspectos su próximo álbum puede quedarles bastante bien y llegar al nivel de otras bandas de su género. 4 

Aleydis

 

 

SCHATTENTANTZ   “Galgenfrist”   Endzeit-Productions 

La simbiosis entre el Metal y la música medieval no es nada nuevo. Concretamente en Alemania son muchas las bandas que desde hace unos años vienen ofreciéndonos esta clase de sonido y, todo sea dicho de paso, con gran éxito tanto de público como de ventas. Grupos como los berlineses In Extremo, Tanzwut o Subway to Sally son los máximos exponentes de esta escena. Lo que aquí os presento es otra banda de este género formada no hace mucho (1999) y que tampoco le va a la zaga a las anteriormente mencionadas. Schattentantz son ocho músicos que interpretan a la perfección lo que se tienen entre manos y que con este su debut "Galgenfrist" nos sumergen siglos atrás en un mar de melodías y leyendas pertenecientes a esta época tan interesante.

Un sinfín de instrumentos como gaitas, cellos, flautas, cascabeles y otros tantos que soy incapaz de traducir se unen a las guitarras como por arte de magia, haciéndonos disfrutar además de una muy buena producción.

Personalmente me quedo con temas como "Die Hexe" y "Ein Blatt im Wind". Quizá porque son de los más cañeros, aunque utilizar este adjetivo casi que no viene a cuento ya que a pesar de que Schattentantz inserten partes con doble bombo y guitarras bien distorsionadas, siempre resaltan por encima de todo las melodías ayudadas por voces en coro.

Los componentes de la banda se meten completamente en su papel, con atuendos propios de aquellos lejanos tiempos, e incluso se han ido recientemente de gira ofreciendo su set de forma acústica por mercadillos medievales tan típicos en ciertas fiestas regionales del país teutón. ¿Os podriáis imaginar un trovador de la Edad Media con una guitarra eléctrica? Pues así es como suenan estos alemanes.4,5 

Carlos B. Crosa

SNAKEGOD   “Invitation”   MTM Music 

Realmente no sé quién les ha hecho la portada a estos finlandeses, pero merece que le fusilen. Sin embargo, hay algo en ella que me recuerda a cierta escena de “Conan el Bárbaro”, lo cual resulta motivador, por lo menos. Musicalmente, se puede definir esto como Heavy Metal melódico con guitarras virtuosas a lo Whitesnake o Rainbow, rozando en algunos momentos el Heavy Rock de The Cult. Pero a pesar de tener un regusto a Heavy clásico, no resultan rancios, pues tienen pasajes épicos y de teclados como muchas bandas de Power Metal actuales, entre ellas sus compatriotas Sonata Arctica. Y me atrevo a afirmar que este cantante tiene mejor voz que Tony Kakko, de hecho, me recuerda a Candlemass o más bien a la particular mezcla de Heavy y “Candlemas Metal” que hacen Twisted Tower Dire, y no solo por su forma de cantar sino también en parte por la música, sobre todo en el cuarto corte, “Behind the Storm”.

Quién sabe, tal vez estamos ante el debut de la nueva promesa del Heavy. Además, no faltan las baladas ni los típicos miembros rubiales y guaperines para hacer las delicias de las nenas que se compran los discos por las fotos del libreto. 5 

Thuringwethil

 

SODOM   “M-16”   SPV 

Creo que 21 años de carrera y 15 álbumes, avalan sobradamente la solvencia musical de estos veteranos en las lides metálicas llamados Sodom y comandados siempre por el carismático Tom Angelripper. En esta nueva entrega siguen en su línea de siempre, Thrash Metal a la alemana, contundente, bestial y tan ameno como siempre es lo que este “M-16” nos ofrece. Si el regreso a la escena de Destruction y los estilísticamente renovados (o no tanto…) Kreator nos ha puesto de buen humor a más de uno, la constatación del buen momento en que se encuentran estos otros teutones es solamente la guinda del pastel. Temáticamente, siguen en su línea de siempre, políticamente comprometidos y muy concienciados en lo que respecta a los problemas sociales de nuestro tiempo, aunque este trabajo es una lectura bastante crítica del militarismo americano y su intervención en el conflicto de Vietnam. Musicalmente, nos hallamos ante una producción más cruda y potente que la de anteriores grabaciones, aunque con un sonido algo más brillante. Anhelantes esperamos esa anunciada gira que unirá a esas tres poderosas máquinas que son Kreator, Destruction y Sodom sobre el escenario… 4,5 

Julkarn